4 Tipos de reflexología

La reflexología es una terapia alternativa que ofrece liberar el estrés y las presiones emocionales.


La reflexología es una terapia alternativa que ofrece liberar el estrés y las presiones emocionales; se realiza en la cara, manos y pies. Trabaja bajo el esquema de la acupuntura, esto quiere decir que concibe el mapa del cuerpo como zonas reflejas que al ser estimuladas provocan la reacción de otras, y viceversa. Se trata de un estímulo manual, por lo que el terapeuta ejerce presión con los dedos haciendo un masaje.

Una terapia alternativa

La reflexología ayuda en la recuperación cuando se tiene algún padecimiento. Está recomendada para mantenerse saludable, ya que promueve el equilibrio entre las funciones orgánicas y glandulares, al reducir el estrés y la ansiedad. También es una terapia que ayuda a mejorar la circulación sanguínea y linfática.

Las sesiones de reflexología pueden durar 20 minutos cuando son parte de un tratamiento integral, y 40 minutos si es la única terapia que se lleva a cabo. Los 4 tipos de reflexología más usados son el podal, facial, manual y auricular, ya que cada área refleja con mayor precisión diferentes molestias.

Una terapia alternativa

Pies Rostro Manos Manos Pies Pies

Pies

La reflexología podal abarca todos los sistemas. Es posible que ante la presión del terapeuta, el paciente sienta un poco de dolor, pues ciertos puntos del pie se vuelven más sensibles cuando otro órgano se enferma.

Rostro

Existen muchos productos para el cuidado de la piel como exfoliantes, tonificantes y productos anti arrugas. Te recomendamos usar aquellos que sean ricos en Antioxidantes, pues previenen el envejecimiento prematuro; o bien, si ya presentas algunos signos puedes usar productos dermo renovadores y con efecto anti edad que te ayudaran a desvanecerlos.

Orejas

Con la terapia auricular se tratan los problemas relacionados con el estómago; asimismo, ha sido particularmente exitosa en los tratamientos para bajar de peso.

Manos

Las presiones en las manos tiene influencia sobre el bienestar anímico; disminuyen el insomnio, reducen el estrés y, en general, inducen estados de relajación.

Antes de usar esta terapia es necesario indagar sobre la experiencia de los terapeutas y el lugar en el que se practica la reflexología. Es importante que el paciente se sienta seguro de que es tratando por especialistas serios, que tomarán en cuenta su historia clínica antes de recomendar cualquier tratamiento.

Cuando existe inflamación en el sistema circulatorio, hipertensión arterial, flebitis, várices, embarazos de alto riesgo, enfermedades de la piel, diabetes, heridas abiertas, esguinces o fracturas, está contraindicada cualquier versión de reflexología ya que pueden agravarse los síntomas y las molestias.

Fuente: www.diabetesbienestarysalud.com


Compartir