Descubre cómo superar la depresión

Descubre cómo superar la depresión


Seguramente has pasado momentos en que tus ojos parecen cascadas debido a tus lágrimas. Todas las personas viven episodios de angustia y dolor, es algo normal, pero ¿qué pasa cuando esta tristeza se prolonga e interfiere con las actividades cotidianas? Quizás es una situación que tú o alguien cercano ha vivido. Sigue leyendo y descubre cómo superar la depresión.

¿Qué es la depresión?

La depresión es un trastorno emocional que causa un profundo sentimiento de tristeza constante. Puede afectarte en tus sentimientos, pensamientos, comportamientos y actividades.

Es como una vocecita pesimista que te dice que no vale la pena esforzarse en el día. Puede ocurrir en cualquier etapa de la vida, desde los infantes hasta los más grandes. Sin embargo, existen soluciones que ayudan a detener el problema antes de que represente un peligro.

Aprende a detectar la depresión

Para saber cómo superar la depresión es importante identificarla. Algunos síntomas son de carácter emotivo y otros se reflejan en el comportamiento.

*Tristeza prolongada. Son las ganas de llorar sin explicación. Un sentimiento de vacío y desesperanza.

*Irritabilidad. Se manifiesta con arrebatos de enojo o frustración. Lo puede desencadenar asuntos de poca importancia.

*Nulo interés. Se pierde el sentido o placer por la mayoría de las actividades. Estas pueden incluir pasatiempos, deportes y relaciones sexuales.

*Problemas de sueño. Alteraciones en el descanso, puede ser insomnio o dormir demasiado.

*Problemas alimenticios. Falta de apetito o atracones de comida. Provoca adelgazamiento o aumento de peso, respectivamente.

*Dolores físicos. Aparecen dolores en la espalda o en la cabeza sin explicación aparente.

*Pensamientos negativos. Sentimiento de culpa e inutilidad. Fijación en fracasos del pasado y reproches. También ideas sobre muerte o suicidio.

*Daño personal. Recurrencia en intentos de suicidio y daño corporal.

Factores de riesgo

Aunque no existe una razón exacta, hay diversos factores que pueden orillar a alguien a ser una persona deprimida o con depresión. Estos dependen de la personalidad, de elementos ambientales y cuestiones biológicas.

Personales: De acuerdo con el carácter y personalidad que tenga el individuo. Un ejemplo es ver a un amigo que tiene baja autoestima y no se aprecia. También puede ser dependencia, hipocondría, pesimismo o una visión demasiado autocrítica.

Asimismo, una persona con problemas de alcoholismo o drogadicción tiende a la depresión.

Ambientales: Se relacionan con el entono de convivencia. Personas en grupos vulnerables pueden tener depresión con mayor facilidad. También se consideran los acontecimientos problemáticos en el ámbito económico, familiar y de salud. Situaciones traumáticas, pérdida de empleo y una enfermedad terminar son factores en este rubro.

Biológicos: Una persona deprimida tiene cambios físicos en el cerebro. Pero aún existe incertidumbre con respecto a esta área. También se incluyen cuestiones hereditarias, es decir, si algún familiar directo tuvo depresión la persona es propensa a lo mismo.

Cómo superar la depresión

Para que logres combatirla no existe una receta clara. Cada persona es distinta y por eso el cómo superar la depresión depende de cada individuo. Sin embargo, te enlistamos estrategias generales que auxilian a una persona deprimida.

Actívate: Aunque no tengas ánimo de hacer actividades, lo recomendable es realizarlas. Hacer cualquier pasatiempo te distraerá de los asuntos negativos, porque enfocará tu cuerpo y mente en esa tarea.

Sé positivo: Deja a un lado los pensamientos negativos y remplázalos por positivos. Cambia el “no puedo” y “no sé” por un “lo lograré o “puedo aprenderlo”. En esta estrategia la clave es identificar cuando escuchas ese susurro negativo en tu cabeza.

Acéptate: Es importante que trabajes con tu autoestima. Todos somos diferentes y cada persona tiene sus propias cualidades. Enfócate en tus virtudes porque tienes muchas cosas que ofrecer.

Relájate: Busca un respiro a los problemas. Es importante separar las actividades de goce y las situaciones estresantes. Puedes aprender yoga o meditación, para que te desintoxiques mentalmente.

Toma al toro por los cuernos: Busca formas positivas de solucionar los problemas, a veces nos afecta más alargar una situación que decidir afrontarla. Analiza la situación, pero no te quedes estancado, debes aprender a avanzar.

Busca un apoyo: No te aísles, es muy importante que siempre busques a alguien de confianza para acercarte. Puede ser un familiar, un amigo, un compañero, incluso existen grupos de expresión. Lo que importa es que saques lo que tienes adentro, sentirás un gran alivio.

Ayuda profesional: Sin duda buscar el apoyo de un psicólogo o un psiquiatra es la mejor solución, ya que tiene experiencia sobre el tema. Te ayudará a identificar las particularidades de tu problema y salir de él. También te puede auxiliar con medicamentos o algún antidepresivo.

No es algo simple

Es importante poner atención a nuestros estados de ánimo y detectar factores de riesgo para nuestros seres queridos. En este tema existen diversos especialistas, incluso cuando la situación es de urgencia. Siempre ten a la mano los números de emergencia

La depresión es un trastorno que puede ser peligroso, pero también es tratable. Recuerda que está en tus manos hacer una diferencia y aprender a ver la alegría en cada gota de lluvia.

Comparte esta información para ayudar a la gente que te rodea, pero, sobre todo, aplícalo en tu vida diaria.



Compartir