Dientes sanos

Dientes sanos para una sonrisa bella


¿Eres de las chicas que teme sonreír porque oculta sus dientes? Conseguir esa sonrisa que tanto sueñas no es imposible, pero necesita algunos esfuerzos. Es básico cepillarse los dientes, usar hilo dental, cuidar lo que comes, entre otras acciones que se traducirán en dientes sanos. Como queremos que luzcas una sonrisa de oreja a oreja, te damos estas recomendaciones para cuidar tu boca y evitar enfermedades.

Problemas que afectan tus dientes y boca

Halitosis

Sí, ese molesto aliento que evita que le hables a los demás de frente y que te causa mucha inseguridad. A veces es porque comiste cebolla o ajo, y/o porque no tienes una buena higiene bucal; sea cual sea el motivo, taparte la boca o hablar de perfil no es la solución.

Caries

Casi todas las personas las han padecido en algún momento de su vida, sobre todo en la niñez. Las caries son pequeños orificios en los dientes que se producen por las bacterias que hay en la boca; estas generan ácido que van destruyendo el esmalte de los dientes. Si no te atiendes a tiempo, el daño llega a capas más profundas y nervios, generando dolor, infecciones y pérdida de piezas.

Gingivitis

Dormir bien.

Seguramente has escuchado sobre ella y quizá hasta la padezcas sin saberlo. La gingivitis es la inflamación de las encías, acompañada de sangrado, irritación y enrojecimiento. Es una de las enfermedades bucales más comunes, pero que no siempre recibe tratamiento como se debe. Su principal causa es la placa dentobacteriana, compuesta por bacterias y residuos de alimentos; si no la eliminas todos los días, se convierte en sarro y llega a causar mayores problemas.

Periodontitis

Es una enfermedad inflamatoria que afecta el periodonto, que es el conjunto de tejidos que rodea, soporta y protege los dientes. ¡Ojo! Una de sus principales consecuencias es la caída de las piezas.

¿Cómo tener unos dientes sanos?

Ya conoces lo que puede afectar tus dientes, ahora pasemos a los cuidados que debes darles para lucir una bella sonrisa.

Cepillo dental, tu mejor amigo

Eres más flexible

Tal vez parezca obvio, pero es básico cepillarse los dientes, eso sí, con la técnica adecuada, ¡pregúntale a tu odontólogo! Una pasada por aquí y otra por allá no es suficiente; para tener unos dientes sanos necesitas lavarlos una media hora después de cada comida por, al menos, dos minutos.

Es importante que cambies el cepillo cada 3 o 4 meses, porque con el tiempo se va desgastando y no funciona como debe. Siempre observa si las cerdas están dobladas o dañadas, así sabrás si necesitas remplazarlo antes.

Existen muchas marcas de pastas dentales, pero te recomendamos una con flúor para proteger el esmalte de tus dientes.

Usa hilo dental y enjuague

Mucha gente se salta ese paso, pero te ayudará a eliminar los residuos entre dientes que no alcanza tu cepillo. Solo necesitas 30 centímetros de hilo para pasar por todos lados. Otra opción que puede servirte para esto es un cepillo interdental.

Eres más flexible

Después del cepillado y el hilo dental, es momento del enjuague bucal con flúor, otro aliado contra las bacterias. Haz buches con un poco de enjuague durante dos minutos para cubrir todas las áreas de tu boca. ¡No te lo vayas a pasar!

Ve con tu dentista

Es otro hábito que deberías adoptar para tener unos dientes sanos, más como prevención que como alivio de algún malestar. No necesitas ir cada semana, con que visites al dentista dos veces al año será suficiente; él te indicará qué requieres y cuándo debes ir nuevamente. Si no tienes ninguna enfermedad bucal, una buena limpieza profesional no te caerá mal.

Evita fumar

Es bien sabido que los cigarros manchan los dientes, sin mencionar que ocasiona otros problemas de salud. Aparte de ese molesto color amarillo, produce mal aliento y te hará más vulnerable a la gingivitis.

Dile NO al exceso de azúcar

Lo sabemos, los postres, el refresco y el tecito muy endulzado son deliciosos y no pueden faltar en tu vida; pero si quieres mantener tu salud en general y la de tus dientes tendrás que bajarle. Toma en cuenta que el azúcar se descompone y produce ácido que desgasta el esmalte de los dientes, y causa caries.

Ten cuidado con los alimentos pegajosos como barritas, chiclosos y goma de mascar; estos dejan una delgada capa de azúcar sobre tus dientes que es difícil de quitar.

Estas sencillas acciones harán que luzcas unos dientes sanos y una bella sonrisa. ¡Comienza hoy!



Compartir