Mascarillas de miel

Mascarillas de miel, tus aliadas de belleza


Si te gusta cuidar tu piel y prefieres lo natural, tenemos la opción ideal: mascarillas de miel. Seguramente, ya cuentas con tus productos favoritos para fortalecer tu cabello, hidratar tu piel o exfoliarla; pero después de leer esta nota, te aseguramos que también agregarás la miel a tu kit de belleza.

Conoce las propiedades de la miel

La miel es un antioxidante y una bomba de nutrientes

Antes de platicar sobre estas mascarillas de miel, te vamos a contar sobre las propiedades de este producto. Debes saber que la miel no solo sirve para endulzar, pues te brinda más beneficios de los imaginados:

  • Es buena fuente de antioxidantes, vitaminas A, C, D, E y K, hierro, fósforo, calcio, potasio y zinc; también contiene aminoácidos esenciales, enzimas y ácidos orgánicos. ¡Una bomba de nutrientes!
  • Ayuda al cerebro a liberar melatonina, regula mejor el ciclo del sueño; además, esta hormona facilita la reconstrucción de los tejidos mientras duermes
  • Por su gran cantidad de azúcares naturales, como glucosa y fructosa que se absorben rápidamente, te da energía en poco tiempo. Lo mejor es que, al ser natural, tu cuerpo asimila estos azúcares sin problemas, así que no abuses
  • Otra de las propiedades de la miel es su efecto antiséptico y antimicrobiano; sus ácidos orgánicos y enzimas evitan que los microbios crezcan. Puede funcionar desde adentro, combatiendo tu infección de garganta, o por fuera, ayudándote a tratar heridas, quemaduras leves y acné
  • Actúa como fibra natural, mejora el tránsito intestinal y evita el estreñimiento; además, beneficia a la flora intestinal e incrementa las bacterias buenas
  • También es diurética, fortalece las defensas, lucha contra las alergias, activa el metabolismo del hígado y elimina toxinas. ¿Qué más quieres?

Mascarillas de miel

Ahora sí, pasemos a lo que nos interesa: las mascarillas de miel. Hay para la piel y el cabello, así que, ¡manos a la obra!

Para la piel

Si te preguntas para qué sirve la miel en la cara, te diremos que es buenísima para hidratarla, y dejarla suave y tersa. Si tienes acné, funciona muy bien por su poder antiséptico y, gracias a sus antioxidantes, sirve como tratamiento antienvejecimiento.

Dulce exfoliante

Una mezcla a base de miel, te ayudará a rejuvenecer la piel.

Esta mascarilla te sirve para eliminar las células muertas y limpiar tus poros, mientras hidrata tu piel.

Ingredientes necesarios:

  • - 2 cucharadas de miel natural
  • - 3 cucharadas de avena molida
  • - 1 cucharada de aceite de oliva

Mezcla bien los dos primeros ingredientes en un bol, y luego agrega la miel hasta que consigas una masa espesa. Antes de ponerte esta mascarilla, asegúrate de desmaquillarte y lavar bien tu rostro. Aplícala sobre tu rostro y cuello, y déjala actuar por 15 minutos. Retírala con agua tibia y sécala suavemente con una toalla, sin frotar.

Contra las arrugas

Si quieres combatir el envejecimiento prematuro y reafirmar tu piel, te sugerimos esta mascarilla de miel con huevo. Además, limpia tu rostro de impurezas y lo hidrata.

Ingredientes necesarios:

  • - 1 cucharada de miel natural
  • - 1 yema de huevo

Coloca los ingredientes en un recipiente y revuélvelos hasta conseguir una pasta homogénea. Igual que en la mascarilla de arriba, debes limpiar bien tu rostro previamente. Ahora sí, es momento de ponértela en rostro y cuello, y dejarla durante 20 minutos. Pasado este tiempo, enjuaga con agua tibia.

Para el cabello

Mascarillas de miel para tu cuerpo.

¿Cabello seco?

Regrésale a tu cabello su brillo y fuerza natural, de manera fácil y rápida con esta mascarilla.

Ingredientes necesarios:

  • - 1 cucharada de miel natural
  • - El gel de una hoja o dos hojas de sábila (según el largo de tu cabello)

Para prepararla, solo debes colocar ambos ingredientes en un tazón y mezclar. Lava tu cabello para quitar cualquier residuo de productos, y luego ponte la mascarilla con mayor énfasis en el cuero cabelludo. Déjala durante una hora, después lava con un shampoo suave y ¡listo!

Dale fuerza a tu cabello

Reduce la grasa de tu melena y evita que te se caiga con esta mascarilla.

Ingredientes necesarios:

  • - 1 cucharada de miel natural
  • - 4 fresas frescas
  • - 1 cucharada de aceite de almendras
  • - 1 cucharada de aceite de coco

En un recipiente, mezcla bien los ingredientes. Aplica la mascarilla en todo tu cabello, comienza en la raíz y sigue hasta las puntas. Después de 20 minutos, retira con agua fría.

Estas mascarillas de miel te darán grandes resultados tanto en tu piel como en el cabello. Dales una oportunidad y disfruta de sus beneficios.


Compartir