Uñas quebradizas

Remedios para las uñas quebradizas, ¡es hora de cuidarlas!


¿Sabías que tus uñas son un reflejo de tu salud? En ellas es posible ver si te faltan vitaminas, si tienes algún hongo, infección o un nivel bajo de oxigenación, entre otros. Pero es común que no les prestemos atención, y por eso no entendemos por qué se rompen, se doblan o no crecen. ¡Tranquila! Esta vez te daremos algunos tips para las uñas quebradizas

Uñas quebradizas, una alternativa para tu cuerpo

¿Por qué se rompen las uñas?

Tus uñas pueden sufrir diferentes problemas, pero, seguramente, el que más te da dolor de cabeza es que se te rompan. Una de las principales razones es alguna carencia nutricional, sobre todo, de vitamina A, B, C, D, hierro y calcio.

Entonces, si quieres fortalecerlas agrega a tu dieta salmón, lentejas, garbanzos, arándanos, zanahorias, almendras y cereales integrales. Además, debes comer aguacate, huevos, semillas de chía y girasol, verduras de hoja verde como acelgas, espinacas, berros, lechuga, etc.

¿Te encanta ir a la estética para que te hagan manicure? Podría ser otra razón que provoque que tus uñas se rompan. Esto se debe al uso de limas, productos y barnices con ingredientes químicos.

También ten cuidado con el polvo, mucho contacto con agua, jabones y detergentes agresivos, así como los cambios de temperatura.

Remedios para las uñas quebradizas

Tener unas uñas sanas, fuertes y bonitas no es tan difícil como piensas. Comienza con estos remedios para las uñas quebradizas.

Mascarilla con aceite natural

Sumerge tus uñas durante 20 minutos en algún aceite natural, 3 veces a la semana. Los más efectivos son de oliva, almendras, ricino o argán. Cuando termines, lava jabón neutro y enjuaga.

Otra opción es combinar una cucharadita de aceite de oliva con unas gotas de jugo de limón. Luego baña un algodón con esta mezcla y pásalo por cada uña por las noches. Pronto tendrán mejor aspecto, más fuerza y cero resequedad.

Cebolla

Quizá no te encante usarla por su olor o porque te hace llorar, pero te aseguramos que es muy eficaz. Aparte es un remedio muy sencillo, solo corta a la mitad una cebolla y, en una parte, haz un agujero. Ahora mete tus uñas ahí durante 15 minutos y listo. Claro, después debes lavar muy bien tus manos para desprenderte del olor. Lo que sí te va a gustar es su efecto, pues aporta hierro y vitamina E, básicos para evitar las uñas quebradizas.

Ajo en las uñas

Este remedio es sencillo, solo necesitas:

  • - Dos dientes de ajo crudos
  • - Una cápsula de vitamina E
  • - Dos cucharadas de jugo de limón
  • - Un esmalte de uñas transparente

Primero tritura los dientes de ajo en un mortero, y mezcla con el limón y la vitamina E. Deja reposar durante 20 minutos y agrega al envase del esmalte transparente. ¡Ojo! Antes de aplicar, limpia tus uñas y quítales cualquier residuo de barniz. Ahora sí, aplica y permite que actúe por 3 días. Pasado este tiempo, retira, deja descansar un día y repite el procedimiento. Pronto verás las maravillas que hace el ajo en las uñas.

Uñas quebradizas, una alternativa para tu cuerpo

Cuida y consiente a tus uñas

Tengas o no las uñas quebradizas, es importante que les brindes el cuidado que requieren. ¡Checa estas recomendaciones!

  • - Hidrata tus uñas, dándoles un masaje con crema humectante.
  • - ¡No las muerdas! La saliva las ablanda y es más fácil que se rompan. Lo mismo pasa si las usas como herramientas para abrir o rascar algo.
  • - Procura no cortar tus uñas, es mejor que las limes. Elije limas de cartón, no de metal, porque son muy agresivas.
  • - Evita quitar la cutícula, es mejor si las empujas suavemente con un palito de naranjo.
  • - Antes de pintar tus uñas, utiliza una base protectora. ¡Ojo! Es un producto especial, no hablamos de brillo.
  • - Compra esmaltes de buena calidad y, si es posible, que sean orgánicos o libres de sustancias tóxicas.
  • - Busca quitaesmaltes sin acetona, quizá te tardes un poco en retirar el barniz, pero son más amables con tus uñas.
  • - Lo recomendable es que uses tu esmalte por 3 días, y dejes un par más para que tus uñas respiren.
  • - Cuando hagas tus tareas domésticas, usa guantes para protegerlas de los productos químicos.

Compartir